CLAVES PARA VIVIR LA INCERTIDUMBRE DE MANERA MÁS POSITIVA

Vivimos tiempos de pandemia, de cambios constantes, de interrogantes continuos sobre lo que pasará al día siguiente o la próxima semana, de no saber nunca si nuestros planes se podrán hacer realidad. «La incertidumbre es la falta de seguridad o confianza sobre algo del futuro que nos importa y nos genera inquietud y nerviosismo en frente de la vida». Las personas estamos programadas para sentir que tenemos el control sobre todo lo que nos pasa en la vida, porque si no es así, empezamos a sentir angustia, presión, incluso ansiedad y estrés al no saber cómo abordar estas circunstancias.
A todo esto hay que añadir que la incertidumbre por la segunda ola de coronavirus nos engancha al inicio del otoño, una estación asociada a la tristeza, al cambio de hora y los días más cortos, al frío … ¿Cómo podemos gestionar emocionalmente esta gran incertidumbre? ¿Podemos extraer aprendizajes o formas positivas de vivirla?

Según los especialistas en psicología y gestión de las emociones, hay algunos pasos o consejos que podemos seguir para poner la incertidumbre a favor nuestro, y que se convierta en una oportunidad, más que en una losa encima nuestro. Veamos algunos de ellos:

ELIMINA HÁBITOS DE INTOLERANCIA EN LA INCERTIDUMBRE
Cuando eliminamos las pautas de comportamiento que alimentan la intolerancia a la incertidumbre, dejamos espacio para introducir los pequeños cambios que forjarán nuestra nueva identidad personal,

Podemos adoptar estas actitudes:
– En vez de llenarnos de ansiedad con noticias que nos ponen en guardia sólo levantarnos, aprenderemos a dedicar los primeros minutos del día a incrementar la atención plena que necesitamos para ver opciones de prosperidad.
– En vez de quejarnos constantemente porque no sabemos cómo nos irán las cosas o porque se truncan nuestras expectativas, aprenderemos a adaptarnos y a fluir con el cambio, abriéndonos a nuevas oportunidades sin temor a perder algo por el camino.
– En lugar de cerrar los ojos ante lo que pueda venir y ampararnos en una zona de falso confort, aprenderemos a poner al azar y lo imprevisible de nuestra parte y disfrutar de los nuevos proyectos.

 

 

 

ACEPTA LA SITUACIÓN
Lo más importante es conseguir aceptar la situación de incertidumbre, que la situación fluya tal como es. Aceptar no significa que te guste, pero sí es necesario para que puedas entender lo que está pasando, y además, te ayuda a encontrar recursos para poder afrontarla de la mejor manera. La aceptación es gradual y paso a paso, no la podrás conseguir de un día para otro. Tienes que intentar no desanimarte por ello.
Podemos diferenciar, en este caso, entre resignación y aceptación. La resignación sería la parte más negativa de la aceptación, cuando no haces nada para cambiar la situación, la vives de una forma negativa. La aceptación, por el contrario, permite que te encaminas hacia tus objetivos en vez de quedarte sin hacer nada. La terapia de Sanación de las Emociones ayuda enormemente a esta toma de conciencia de aceptación.

 

ADAPTARSE AL CONTEXTO, APRENDE A SER FLEXIBLE
Aunque cueste, hay que adaptarse. Ser flexible te permitirá desarrollar y utilizar nuevos recursos necesarios para cada situación nueva y así podrás ajustarte a esta nueva situación sin presión, porque habrás encontrado una forma diferente de abordarlo y todas las experiencias que hayas vivido hasta el momento, te servirán de ayuda para saber utilizar de una mejor manera todos estos recursos y mejorarlos con el tiempo».

Cuando hemos hecho mil y un planes y se cambian de un momento a otro por un caso positivo de Covid-19 en la escuela, en el trabajo o en la familia, podemos sentir rabia y enojo. Debemos tener cada vez más la capacidad de adaptación a la nueva realidad. Es la vida la que nos enseña a ser flexibles, y las personas más rígidas se han dado cuenta de que tienen que aprender a adaptarse. El enfado por no hacer lo que quisiéramos nos puede enseñar mucho: no pasa nada si no puedo ir al gimnasio o no puedo hacer esa salida con amigos. Los niños, por ejemplo, han aprendido a adaptarse muy bien a las nuevas normas en la escuela, han sido muy flexibles. A los adultos nos cuesta más la adaptación.

 

 

VIVE EL PRESENTE Y LOS PEQUEÑOS PLACERES
La incertidumbre hace que nos pasemos la mayor parte del tiempo preocupándonos sobre el futuro, anticipando acontecimientos que no sabemos seguro si pasarán. Así sólo conseguimos aumentar nuestro nivel de estrés y dejar de ser conscientes del presente.

Tenemos que conseguir disfrutar los momentos del presente, de estas dos semanas. Lo que pase ya pasará. Ahora, por ejemplo, podemos buscar alternativas al cierre de bares y restaurantes, ir a buscar el café o la comida para llevar. Debemos buscar estrategias que ya hemos aprendido durante el confinamiento.

Puedes escribir un diario de gratitud, en el que anotes de tres hasta un total de diez cosas positivas que te hayan hecho sentir bien durante el día. Te reforzará la autoestima y aumentará tu motivación, y eso te permitirá afrontar las situaciones, responsabilidades y tareas con más ganas y seguridad.

También es un buen momento para plantearse un retiro personal en plena naturaleza en Can Lamat. Solicita información de las diferentes opciones adaptadas a tu necesidad personal y actual.

 

 

 

INTENTA MANTENER EL ESTRÉS A RAYA
Para aceptar la incertidumbre de forma positiva, se debe también hacer lo posible para mantener a raya el estrés, una emoción que puede llegar a ser destructiva en exceso, y que está relacionada con muchas patologías.

– Parar y respirar. En un momento de crisis de estrés, detente, para. Levántate, cambia de lugar, y sobre todo, respira. «Si cambias el ritmo de la respiración, cambiarás el ritmo de tus pensamientos», explica Juan Dharma, doctor en filosofía con máster en psicología, y coach. Si respiras de forma más lenta, tu mente irá más despacio y te permitirá calmarte. Intenta identificar qué es lo que te ponía nervioso / a, para lograr encontrar la solución.

– Tiempo de descanso y desconexión. Una de las causas del estrés es dedicar todo el tiempo, todo el día, a una sola cosa: trabajar. La actividad que haces te obsesiona tanto que piensas que si falla, tu vida se hundirá.

– Aficiones y momentos para uno mismo. Tener aficiones es importante, son actividades que te gustan y te hacen sentir bien. La gente más creativa tiene un gran refugio en la música, en la pintura o el dibujo, en la escritura. Si no lo eres tanto, la lectura también es un buen aliado para leer te obliga a concentrarte en algo muy diferente, a abstraerte y desconectar.

Pero no es necesario que sean actividades sofisticadas: nos conocemos muy bien, y cada uno de nosotros sabemos qué es lo que necesitamos. Quizás tú, por la noche, después de un día difícil, necesitas una ducha de agua caliente con calma y estirar en el sofá a escuchar música.

 

 

 

 

 

HAZ ACTIVIDADES AL EXTERIOR Y CON LA GENTE CERCANA
Disfrutar de la familia o de la gente de nuestra pequeña burbuja puede ayudarnos a combatir los efectos negativos de la incertidumbre, porque mantenernos ocupados y generando vínculos de calidad nos aleja de los pensamientos negativos y que nos preocupan. Salir al aire libre, hacer algún deporte, pasear con un amigo … Reducimos también el estrés y disfrutamos de cosas no materiales sino más emocionales. Recuperamos los paseos de otoño para comprobar cómo cambian los colores de los árboles, o aprovechamos para hacer actividades al calor de casa, como hacer boniatos o castañas al horno con los niños.

 

 

 

 

 

 

CUIDATE EN BURBUJA Y COMPARTE LAS EMOCIONES
Cuidar los unos a los otros (el grupo o» burbuja «), y expresar lo que sentimos con la gente de nuestro pequeño círculo, ayuda a vivir mejor la incertidumbre. Si lo expresamos y lo compartimos, habrá más visiones esperanzadoras y motivadoras. El pequeño grupo que tengamos nos puede ayudar mucho, al escuchamos mutuamente. Cuando nos escuchamos a nosotros mismos, ponemos orden en lo que sentimos. El grupo nos ayudará a poner con palabras lo que nos pasa, y decirnos que quizás no es para tanto.

 

Leave a comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies