Idioma
Idioma
menu

SEPARAR LO BUENO DE LO MALO

fullsizerenderLlegamos a esta nueva etapa del año, donde el Otoño es época de recolectar frutos. Si lo llevamos al símil del agricultor, pocas profesiones, o trabajos, son tan inciertos como la del agricultor. Los resultados de su trabajo están expuestos a toda suerte de tipos de clima. Nadie trabaja más duro que el agricultor, y, simultáneamente, nadie tiene tanta inseguridad sobre los frutos de su trabajo como éste.Depende completamente de los “elementos” de la naturaleza.

Se necesita sol, pero no demasiado, para que no se produzca una sequía que arruine lo plantado. Se precisan lluvias, pero a su exacto y debido tiempo. El rocío, el viento, la temperatura — todos son factores importantes. ¿Qué puede hacer el pobre agricultor más que mirar al cielo cada día para que sea bendecido el producto de sus esforzadas manos y le brinde una buena y abundante cosecha?

Y no solo eso. Luego, para poder disfrutar del resultado de su trabajo toca quitar la cáscara, “lo malo”, para acceder al fruto. Para poder comer la mayoría de los frutos de la tierra, primero hay que quitarles la cáscara.

fullsizerender2Así sucede también con nosotros en nuestro día a día  “expuestos a todas las inclemencias e incertidumbres  del Tiempo durante el año”. Por más que preparemos la tierra, y hagamos todo lo que está en nuestras manos, siempre hay variables que no están bajo control. Nos la pasamos “purgando o quitando malas hierbas”. Tomando acciones necesarias para conseguir aquellos proyectos que nos hemos propuesto. Separamos lo bueno de lo no tan bueno, para conseguir el fruto de nuestras acciones.

Todo lo que hacemos gira en torno a ese entendimiento, incluso en nuestras relaciones. Expuestos a muchas variables sociales, nuestro trabajo de vida es separar lo negativo y enfocarnos en lo bueno, o hacer que lo bueno crezca. Trabajamos para revelar la Luz que está dentro de la oscuridad, dentro de la cáscara. Todo en este mundo tiene positivo y negativo, y nuestra labor —ya sea el trabajo en el campo, en los negocios, en las relaciones o en nuestro trabajo espiritual— es el proceso constante de descubrir la Luz dentro de la oscuridad, descubrir el fruto dentro de la cáscara.

fullsizerender3

Otoño es tiempo de eso. De ejercitar el separar lo bueno de lo que ya no nos sirve y de hacerlo con conciencia amorosa, dando gracias de que podemos seguir creciendo a través de separar lo bueno de “lo malo”.

Como Seres divinos que somos, somos el fruto a revelar. Nuestro ejercicio está en ir superando todas las incertidumbres e inclemencias que la vida nos presenta, quitándonos esas capas-apegos, esas cáscaras-dependencias, que nos impiden expresar toda la LUZ que SOMOS. Aprovecha la oportunidad que otoño nos da para revelar una mayor luz de nosotros mismos y agradecer el hacerlo conscientemente.

Os deseo todo lo mejor!

Sheki

 

Written by Sheki

SANANDO CON TU LUZ INTERIOR
TRASCENDENCIA

0 Comentarios

Deja un comentario


Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies