Carles Pitarch

Luis es para mi un muy estimado hermano de luz. Le “reencontré” sin saberlo mientras nos iniciábamos en el trabajo de Frecuencias de Brillo. Durante las iniciaciones en que trabajamos juntos, pude experimentar la intensidad asombrosa con que él reflejaba y hacía aflorar mi propia luz curativa. Pero sobre todo me sorprendió su cercanía, su sencillez, su conexión con las energías naturales y su don para penetrar en los niveles más profundos de la memoria celular de las personas y captar lo que ellas mismas no pueden ver o no se paran a reconocer. Luis es un sanador nato con una capacidad conmovedora para comprender, cuidar y acompañar a los que buscan superar el sufrimiento por el trauma, el sentimiento de separación y los bloqueos energéticos que causan enfermedad y disfunción. Él mismo se prodiga a los demás adelantándose a ofrecer lo que necesitan. Siempre le estaré agradecido por haber “adoptado” espontáneamente a mi “niño interior” y por compartir conmigo su natural sabiduría, su sensibilidad y su sereno afecto de radiante alegría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies