Ció Núñez

Era una tarde de finales de abril, cuando curioseando por internet, vi por primera vez a Shekitubah. Hacía una búsqueda por imágenes y me paré en su foto. Fue algo mágico ,como todo lo que le rodea, y sentí que tenía que conocerle. Nueve meses después le visitaba en Can Lamat. La cercanía y el cariño de Shekitubah hacen que todo fluya con una gran sencillez. Largos paseos, lugares hermosos, grandes conversaciones, inmensos silencios llenos de respeto, absolutamente todo, desde que llegas a Can Lamat, es sanador. Esos días maravillosos me han reafirmado lo que SOY, me han ayudado a SABER lo que quiero, a SUPERAR mis miedos y a ACEPTAR y COMPRENDER lo que hay en mi vida. Shekitubah me ha dado unas gafas nuevas y me ha dicho :”Sabes que puedes ver esféricamente?” Gracias Shekitubah, por dejarme compartir ese trocito de cielo estrellado, por tus palabras, por tu cariño, por tu hospitalidad, por ese fuego tan especial que encendiste en mi honor, por tu sabiduría, para mi estos días han sido una total INSPIRACIÓN.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies